El dedo en la herida.

Imagen

 

 

A una persona no se la conoce hasta que no te hace daño. Hasta que no sientes esa punzada en el costado. 

Al principio todo son buenas intenciones. Abrazos. Saludos. Letras envueltas en papel de regalo. Te alagan. Te cortejan. Pavos Reales gluguteando. 

Luego llega la apatía. El desplazamiento. La anulación. El desprecio.

No contentos con ello llega la fase del dolor. El daño. La herida. El dedo.

El dedo en la herida hasta llegar bien dentro. 

El dedo en la herida. Víctor Fandiño.

 

Anuncios

Blog de WordPress.com.