el ataque de las hienas.

Sólo veía el verde césped. Un verde que se clavó en mi retina. El resto de los colores dejaron de existir.
Me cogieron por sorpresa. Cuando menos lo esperaba. Como hienas saltaron sobre mi espalda y caí. Sólo veía el verde césped. Desmembrado huí arrastrándome a unos arbustos. Ellas reían mientras me dejaban marchar. Sólo querían marcarme. Hacerme daño. Lo demás no les importaba nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: